El agente de la Patrulla Fronteriza que trabajó para cárteles del narcotráfico

octubre 30, 2018 en Fotogalería, Internacional, Política por Severo Quiroz

Donald Trump amenazó con cerrar la frontera para impedir la llegada de narcotraficantes que viajan con la Caravana Migrante, pero ya tiene traficantes trabajando en su gobierno.

Además de traficar cocaína, el agente fue detenido por comprar armas de fuego ilegalmente. (AP Photo/David J. Phillip)

ASSOCIATED PRESS
Además de traficar cocaína, el agente fue detenido por comprar armas de fuego ilegalmente. (AP Photo/David J. Phillip)

El pasado 22 de octubre, el presidente Donald Trump declaró que el avance de la Caravana Migrante hacia la frontera sur de su país era una “emergencia nacional”, que debía ser contenida por el Ejército y la Patrulla Fronteriza.

Un día después, Ramon Antonio Monreal Rodriguez, un agente de la Patrulla Fronteriza asignado al distrito sur de Arizona, fue arrestado por agentes del FBI por traficar 90 libras (40.8 kilos) de cocaína cuando durante su horario de trabajo, cuando se supone que debería estar impidiendo el tráfico de drogas o de personas a través de la frontera.

Desde la salida del grupo de migrantes hondureños de San Pedro Sula, Donald Trump declaró que México debía ayudar a su país a impedir el ingreso de criminales y de drogas a través de la frontera. Mientras eso sucedía, el FBI preparaba el arresto de Monreal, quien también había sido investigado por la compra ilegal de armas de fuego en Estados Unidos.

ADREES LATIF / REUTERS

Agent Alex Suarez with the U.S. Border Patrol Tactical Unit (BORTAC) guards the U.S. side of the border wall with Mexico in Brownsville, Texas, U.S. October 17, 2018. Picture taken on October 17, 2018. REUTERS/Adrees Latif

Migra de día, traficante de noche

De acuerdo con una nota publicada por Curt Prendergast del periódico Arizona Daily Star, el agente fronterizo recogió la primera parte del cargamento la madrugada del 18 de septiembre de este año, cerca del puerto de cruce internacional San Miguel, y entregó a cambio una mochila con 334 mil dólares. La droga permaneció en su vehículo oficial hasta el término de su jornada laboral, cuando la entregó a otro traficante. Cuatro días después regresó al mismo punto, para hacer la compra de otro cargamento, por el que pagó 317 mil dólares.

De acuerdo con documentos de la Corte Federal de Estados Unidos, Monreal recibió como pago 66 mil dólares y seis libras (2.7 kilos) de cocaína.

Las actividades ilícitas del agente federal comenzaron a despertar sospechas de investigadores del FBI y del Buró de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego de Estados Unidos, luego de que comenzó a invertir en bienes raíces en México y a hacer alarde de su dinero.

El agente había renunciado a su cargo el pasado 25 de septiembre, tras una década de servicio, cuando fue arrestado por el FBI por presuntamente haber contratado a dos personas para ayudarlo a comprar ilegalmente armas en la ciudad de Tucson, Arizona. El mismo día que fue liberado por este cargo, fue detenido por el de tráfico de drogas.

La nota periodística, publicada el 29 de octubre, detalla que fiscales del Estado de Arizona también investigaron a Monreal por orquestar un ataque a su ex novia y su nuevo novio, un agente de la penitenciaría estatal, aunque no existen aún cargos en su contra por este presunto incidente.