Corte determina que trabajadoras del hogar deberán ser inscritas al IMSS

diciembre 6, 2018 en Fotogalería, Nacional, Política por Severo Quiroz

Jueves, 6 de diciembre de 2018/08:4

Para 2019 el IMSS deberá implementar un programa piloto que tenga como objetivo diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social.

 Redacción
La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que las trabajadoras del hogar deberán estar inscritas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

CUARTOSCURO
La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que las trabajadoras del hogar deberán estar inscritas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que las trabajadoras del hogar deberán estar inscritas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) tras declarar inconstitucional que no tengan seguridad social y ordenó lanzar un programa piloto para erradicar la discriminación de la que son víctimas.

La sentencia de la SCJN busca que, tras una serie de procedimientos a seguir, se logré laseguridad social efectiva, robusta y suficientea la totalidad de trabajadoras del hogar del país en un plazo no mayor a tres años, reportó Excélsior.

Por unanimidad, los integrantes de la Segunda Sala de la Corte avalaron la propuesta del ministro Alberto Pérez Dayán en el que el IMSS deberá diseñar un proyecto que proteja los derechos de las trabajadoras del hogar.

Determinó que no existe ninguna razón “constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social”, de acuerdo con El Universal.

De esta forma, para 2019 el IMSS deberá implementar un programa piloto que tenga como objetivo diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar.

Una vez implementado, en un plazo no mayor a 18 meses, el IMSS deberá presentar al Congreso las adecuaciones legales para la incorporación formal del nuevo sistema especial de seguridad social.

Deberá tener condiciones de igualdad establecidas para los demás trabajadores: proporcionar seguros de riesgos de trabajo, enfermedades, maternidad, invalidez y vida, así como retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.

El criterio se da luego de que la Core concedió un amparo a una mujer de 80 años de edad que prestó sus servicios por más de una década a la misma familia, firmó una carta de renuncia de su empleo y después demandó una serie de prestaciones como indemnización, salarios caídos, aguinaldo, vacaciones, así como la inscripción retroactiva ante el IMSS.

VIDEO SUGERIDO:

Huffpost México