EE.UU. estudia enviar otros 1.000 agentes de la Guardia Nacional a la frontera con México

julio 9, 2019 en Internacional, Política por Severo Quiroz

Martes, 9 de julio de 2019/20:15

Los efectivos colaborarían con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza en las instalaciones de detención de las ciudades de Donna y Tornillo, en Texas.

EE.UU. estudia enviar otros 1.000 agentes de la Guardia Nacional a la frontera con México

Miembros de la Guardia Nacional de EE.UU.
Reuters

El Departamento de Defensa estadounidense analiza enviar a Texas 1.000 integrantes adicionales de la Guardia Nacional para ayudar en tareas de control en la frontera con México.

El vocero del Pentágono, Chris Mitchell, confirmó a la agencia Efe que el Departamento de Seguridad Nacional envió un oficio a Defensa, solicitando el despliegue de 1.000 efectivos de la Guardia Nacional en ese estado sureño.

Esa tropa colaboraría con la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en las instalaciones de detención de las ciudades de Donna y Tornillo, en la mencionada frontera.

Dichas instalaciones albergan a migrantes adultos y solteros que han ingresado sin papeles a EE.UU., y que están a la espera de ser transferidos a otros centros de detención de la CBP.

En proceso

La solicitud “está siendo estudiada” por el secretario de Defensa, Mark Esper, según confirmó Mitchell.

Por su parte, el gobernador de Texas, Greg Abbott, del Partido Republicano, ya habría dado el visto bueno a la movilización de los elementos de la Guardia Nacional en el estado.

Despliegue en la frontera

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha desplegado 4.600 miembros de las Fuerzas Armadas para atender lo que ha llamado una “crisis en la frontera”.

Organizaciones de derechos humanos y legisladores demócratas han criticado el trato que reciben los migrantes en los centros de detención de la zona.

La representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez describió la situación de esos centros en Texas como algo “inconcebible” y denunció una grave privación del “acceso a los derechos humanos básicos“. Así, relató que a algunas de las mujeres detenidas se les llegó a decir que “bebieran agua del váter”, ante la falta de agua corriente en las instalaciones donde son confinadas.

Alexandria Ocasio-Cortez

This was in fact the type of toilet we saw in the cell.

Except there was just one, and the sink portion was not functioning – @AyannaPressley smartly tried to open the faucet, and nothing came out.

So the women were told they could drink out of the bowl. https://twitter.com/dmartosko/status/1145794081660055553 

David Martosko

@dmartosko

I haven’t seen photo of the Clint, TX facilities that @AOC described today, but it would be interesting if “drinking from the toilet” meant drinking from an attached sink marked “potable water” — like this image from a CBP holding facility in Tuscon (filed in federal court).

Ver imagen en Twitter

En respuesta, Trump prometió el pasado domingo que abrirá a los medios de comunicación las puertas de los centros de detención para migrantes.

El 1 de julio, Trump firmó una ley que destina 4.600 millones de dólares a la financiación de situaciones de emergencia en la frontera sur, lo que supuestamente incluye mejorar el trato a los migrantes, principalmente el acceso de los menores a la salud.

Proporcionado por RT en Español