El muro de Trump, error fatal si llegase una guerra mundial

abril 11, 2017 en Fotogalería, Internacional, La Opinión por Severo Quiroz

Martes, 11 de abril de 207/11:22

Por: Severo Quiroz Marroquín

El muro de separación que serpentea como el cuerpo de la serpiente a través de montañas y ríos en el norte de nuestro país, mismo que el aguerrido y odiado Donald Trump, desea sea pagado por el gobierno mexicano, puede ser también un obstáculo cuando el país anglosagón necesite del apoyo en la factibilidad de una guerra mundial.

En ese muro que se pretende  construir se les priva de ver a  sus hermanos y hermanas de toda Latinoamérica.

Para nosotros es mejor ante una guerra inminente, nuestros connacionales se regresarían a su lugar de origen. Del trabajo no se preocupen, al estar en serio conflicto, el vecino país necesitará de mano de obra, de alimentos, de insumos, ante los constantes bombardeos y destrucción de sus ciudades.

Entonces hablaremos de la gente en esas ciudades,  de refugiados norteamericanos,  de sus experiencias con las mafias de traficantes,  dispersos en ambos lados de la pared en busca de mejores condiciones de asilo y alejados de los estruendos de bombas y aviones circulantes. No tendrán ya nada que hacer, armas y droga se adquirirán al por mayor, sin escrúpulos, sin una gran cuantía monetaria.

A través de esas barreras de seguridad desplegadas  en el norte, los  procedimientos morales que pasan o no pasan desapercibidos ante otras formas  de convivencia con los cambios del estado de ánimo  de la gente, de sus drogadictos, en su mayoría hombres y mujeres de “clase”, de las masas y la tendencia a ignorar lo que está sucediendo en las afueras de su país bélico por naturaleza.

Desde la llegada a la Casa Blanca, el presidente Trump muestra un grado de esquizofrenia en el tratamiento logístico y político, de grandes contradicciones; y sus consecuencias no pueden ser más pésimas.  La amenaza de una guerra mundial se ve a la puerta y este “amigo” se jacta de su generosidad en poca materia gris al construir un muro para limitar el aumento del número de inmigrantes que le mueven la economía de su recanijo país.

Otros cuadros de confusión política estadounidense es en el trato con el archivo norcoreano, revela otro aspecto de la expansión, del “yo soy” superior ante  la crisis arraigada en el punto muerto a la profundidad de Rusia y China, y muestra  exageración al tratar de apagar un fuego  dándole agilidad a los jugadores extremistas  turcos, contra las cuerdas en crisis en la región Siria.

Esa es mi muy humilde opinión…

El muro que divide las dos naciones tien un poco más de 2 mil kilómetros

El muro que divide las dos naciones tien un poco más de 2 mil kilómetros