SCT CONTRATA CABILDEROS PARA ENGAÑAR A LA SOCIEDAD MORELIANA

noviembre 24, 2016 en Fotogalería, Michoacán, portada, Salud por Severo Quiroz

Morelia, Michoacán, a 18 de noviembre de 2016.- La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) contrató a cabilderos de la agencia Cuarto de Guerra para disminuir la presión social y cambiar la percepción de la ciudadanía respecto al peligro que representa la construcción del proyecto Segunda Etapa del Libramiento Sur, tramo Ramal Camelinas, comentó Moctezuma Madrigal, vocero del Movimiento Ciudadano en Defensa de la Loma (MCDL).

La agencia, ubicada en la Ciudad de México, publicó unas fotos en la red social Twitter donde aparece el director del Centro SCT Michoacán, Florentino Coalla, junto con Clovis Remusat, titular de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) delegación Morelia, así como personal de la citada agencia.

“La única explicación por la SCT pueda contratar a una agencia como Cuarto de Guerra es para lavarle la cara al proyecto más peligroso del país”, comentó Moctezuma Madrigal. “Más aún, presumen de modernidad cuando se trata de un proyecto ilegal, que viola más de 100 artículos de diversas leyes y lo peor es que pondrá en riesgo la vida de 14,000 familias que viven en la zona de Ocolusen”, agregó el vocero del MCDL.

“Ayer le insistimos al director del Centro SCT Michoacán, Florentino Coalla, que mostrara una vez más los permisos que le permiten construir el proyecto Segunda Etapa del Libramiento Sur, tramo Ramal Camelinas, y no supo responder a la solicitud toda vez que lo construyen de manera ilegal”, agregó Moctezuma Madrigal.

El director de Cuarto de Guerra, Carlos Mandujano, tiene una larga trayectoria en Michoacán, donde asesoró al ex gobernador Leonel Godoy con quien cobró por asesoría en la entrega-recepción de su gobierno y por actividades en la Dirección de Comunicación Social.

También ha asesorado a los candidatos a gobernador perdedores Xóchitl Gálvez y Javier López Zavala en Hidalgo y Puebla respectivamente, y a políticos relacionados con el negocio de las drogas, como Gregorio Sánchez Martínez, en Quintana Roo.

En el 2007, el Instituto Federal Electoral, les entregó un cheque de 552 mil pesos por servicios prestados y en la factura anotaron que sus oficinas se encontraban en la calle Tennyson número 17, colonia Polanco, delegación Miguel Hidalgo, Distrito Federal.

 salva-la-loma-basta3