Urge a México comenzar a aplicar mejores prácticas e instrumentos internacionales en los procesos de Consulta a Comunidades Indígenas: gmi Consulting  

mayo 30, 2017 en Educación, Ciencia y Tecnología, Fotogalería, Internacional por Severo Quiroz

·         En 11 estados del país se están desarrollando y se desarrollaron diversos procesos de Consulta Previa Libre e Informada a comunidades indígenas

Ciudad de México a 30 de mayo de 2017.- Ante la incertidumbre y los huecos normativos, le urge a México comenzar a aplicar mejores prácticas e instrumentos internacionales en los procesos de Consulta a Comunidades Indígenas, informó Juan Pablo Gudiño, Director Jurídico de gmi Consulting, empresa consultora en especializada en Gestión Social, Ambiental y de Infraestructura.

“Algunos medios de comunicación han prestado atención a diversos conflictos socio-ambientales vinculados a proyectos industriales y de infraestructura, y a la percepción social que se tiene de ellos. Al sumar esa situación al desconocimiento que algunas instituciones gubernamentales tienen, a los intereses de toda índole y al miedo institucional de dejar expuestos a ciertos actores a la opinión pública, forman el mejor caldo para generar las condiciones necesarias y hacer rehén a cualquier actividad industrial y a las propias personas indígenas”, destacó Gudiño, quien diseñó y aplicó el Primer Protocolo de Consulta Indígena en materia ambiental en México.

Agregó que en 11 estados del país se están desarrollando y se desarrollaron diversos procesos de Consulta Previa Libre e Informada a comunidades indígenas: “Tenemos casos paradigmáticos en Campeche, Oaxaca y Sonora, otros tantos en Veracruz, Michoacán, San Luis Potosí, Chiapas, Puebla, Hidalgo y Chihuahua, y todos aquellos que día a día se van acumulando por diversos proyectos industriales, de desarrollo, extractivos, legislativos, e inclusive de obras de infraestructura de todo tipo a cargo de gobiernos estatales y el propio gobierno federal”.

Explicó que el caso más violento sin precedente actual de un proceso de consulta que demuestra la brutal incertidumbre para ambas partes, tanto para el desarrollador como para las comunidades indígenas, es el del Gasoducto Guaymas El Oro en Sonora, en el cual a casi 4 años de que iniciara la consulta y tal vez uno y medio de haber “llegado a acuerdos”, “no ha terminado”.

“Esta es una expresión cruenta que se suma ahora al tema de las Consultas Indígenas, con la muerte de una persona, heridos a causa de las riñas y el descontento entre los propios integrantes de la etnia Yaqui y peor aún, el desmantelamiento de una parte del gasoducto a manos de uno de los ocho Pueblos por conducto de sus propios pobladores inconformes con proyecto, con las negociaciones y con el proceso de consulta”, detalló Gudiño quien ha participado en más de 30 procesos de Consulta y Evaluaciones de Impacto Social (EVIS).

Juan Pablo Gudiño explicó que la falta de normas claras que señalen principios, derechos y obligaciones, procesos definidos con etapas que fluyan fácilmente, quiénes pueden intervenir y sus límites en la actuación, fronteras de la negociación para alcanzar acuerdos; pero sobre todo, la manera con la cual se aplicará a los procesos de Consulta el marco jurídico internacional y las mejores prácticas, “México seguirá teniendo que pagar caras facturas”.

“Debemos recordar que la verdadera naturaleza de la Consulta Previa, Libre e Informada a pueblos y comunidades indígenas es lograr acuerdos entre las partes involucradas y cumplir con los acuerdos, mientras ello no suceda el Estado no tendrá calidad moral para perseguir a las personas indígenas que están desmantelando ductos con sus propias manos, sin que más de una organización de la sociedad civil afirme con contundencia que se están violando los derechos humanos”, sentenció Gudiño. “Esto apunta definitivamente a que el propio Estado es rehén de la incertidumbre y de la perversión del hueco por ausencia de norma y de aplicación de mejores prácticas internacionales existentes dentro de los procesos de consulta a comunidades indígenas”, concluyó Juan Pablo Gudiño.

gmi logo