Foto: Trabajadores algodoneros en Xinjiang, donde las denuncias de abusos contra los derechos humanos se han convertido en uno de los temas más polémicos entre la Unión Europea y China. Foto: Xinhua

El jefe de la Cámara de Comercio, Joerg Wuttke, dice que a las empresas les resultará difícil demostrar que sus cadenas de suministro están libres de vínculos de trabajo forzoso

El foro de Beijing escucha que las diferencias ideológicas cada vez más profundas hacen que el diálogo entre las dos partes sea aún más importante

Por Laura Zhou

Martes, 21 de junio de 2022/15:16

Hacer negocios en China se está volviendo “más complejo y costoso” para las empresas europeas, que se encuentran cada vez más atrapadas en la lucha geopolítica entre la segunda economía más grande del mundo y Occidente.

El líder empresarial de la UE, Joerg Wuttke, dijo que las preocupaciones sobre los derechos humanos en Xinjiang planteaban un gran desafío para las empresas europeas en China.

Wuttke, quien dirige la Cámara de Comercio de la UE en China, habló el lunes, antes de la entrada en vigor de la legislación en Estados Unidos para prohibir las importaciones de productos vinculados a controvertidos programas laborales en Xinjiang, donde se acusa a China de detener a un millón de uigures y otras minorías étnicas en campos de reeducación.

Con información de South China Morning Post.